Vitamina D

¿Por qué es importante medir su nivel en sangre?

Infinidad de investigaciones han demostrado que la Vitamina D es esencial para la buena salud, por lo tanto, niveles adecuados en nuestro organismo, ayudan a prevenir enfermedades, en gran parte mediante su unión a receptores en los genes, ejerciendo una regulación crucial sobre el control de enfermedades y mantenernos sanos.

Como mínimo se recomienda medir la Vitamina D una vez al año, durante el período invernal, cuando su nivel es generalmente mas bajo, debido a la menor exposición a los rayos UV-B solar.

Valores inferiores a 30 ng/ml marcan deficiencia de Vitamina D y se considera optimo o saludable, un rango de 50 a 70 ng/ml.

¿Qué efectos tiene sobre las funciones del organismo y la salud?

Siempre se relacionó a la Vitamina D con el metabolismo óseo y su importancia para mantener los huesos y dientes fuertes. Hoy además se sabe que interviene en el funcionamiento de todos los órganos y tejidos y su participación indispensable en los procesos metabólicos del intestino, el corazón, el cerebro, el sistema inmune, el páncreas y la piel entre otros.

Su déficit prolongado puede conducir a la aparición de diversas patologías como enfermedades óseas como raquitismo, osteoporosis, enfermedades autoinmunes (artritis reumatoidea, esclerosis múltiple), inflamación crónica, enfermedades del embarazo (diabetes gestacional, parto prematuro y preclamsia), diabetes tipo I, enfermedad cardiovascular, hipertensión, depresión, trastornos neurológicos, Alzheimer y algunos tipos de cáncer.

Vitamina D y diabetes

La Vitamina D protege a las células pancreáticas que producen insulina y mejora la acción de la insulina sobre las células y metabolizar más rápidamente la glucosa, lo que disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.

También se estudió el efecto de la vitamina D junto con el calcio, para mejorar el estado metabólico de las mujeres embarazadas con diabetes gestacional.

Es importante optimizar su nivel de Vitamina D durante el embarazo

Optimizar los niveles de vitamina D antes y durante el embarazo es importante por otras razones además de protegerla contra la diabetes gestacional. Investigaciones anteriores han demostrado que los niveles deben estar por encima de los 50 ng/ml para protegerse usted y su bebé de las complicaciones más graves como el parto prematuro y la preclamsia. Así que, por favor, si está embarazada, asegúrese de revisar sus niveles 25 hidroxi vitamina D.

Vitamina D y prevención del cáncer

Con respecto al cáncer, existen más de 800 referencias en la bibliografía médica que muestran la eficacia de la vitamina D, tanto para la prevención como para el tratamiento del cáncer. La vitamina D tiene bastantes efectos anticancerígenos potentes, los cuales promueven la muerte de células cancerosas, conocidas como apoptosis e inhibición de la angiogénesis (crecimiento de vasos sanguíneos que alimentan un tumor).

Vitamina D y huesos sanos

La vitamina D fortalece los huesos, ya que asegura la absorción de calcio a través del intestino. Junto a la vitamina k2, regula el metabolismo óseo, especialmente en la construcción de la masa ósea y en la conservación de una estructura ósea firme. Su déficit en el organismo está relacionado con el riesgo de sufrir osteoporosis y fracturas óseas.

Vitamina D y resfríos

Un nivel bajo de vitamina D aumenta, en un 40%, el riesgo de sufrir resfriados y enfermedades del tracto respiratorio. Este dato se comprobó con 19000 personas que, como promedio, tenían valores de, de 10 a 29 ng/ml.
Esta relación se acentúa todavía más en pacientes con asma. Aunque no se ha podido demostrar la relación directa, sí se ha demostrado que la vitamina D previene contra los resfriados.

Vitamina D y rendimiento intelectual

Las personas que tienen niveles altos de Vitamina D logran mayor concentración y rapidez mental para procesar la información.

¿Cómo cubrir las necesidades diarias de Vitamina D?

1-    La mejor forma de optimizar los niveles de vitamina D es la exposición apropiada al sol durante veinte minutos diarios (La intensidad de la radiación UV-B es muy variable a lo largo del día y su fuerza es mayor a mediodía. En este momento la producción de la vitamina D es más elevada, va a depender del horario y época del año).Los rayos invisibles UV-B, son los responsables de la formación de la vitamina D en la dermis.

2-    Tomando suplementos de Vitamina D

Recién nacidos: 400 a 1,000 IU al día

Niños de un año en adelante: 600 a 1,000 IU al día

Adultos: 1,500 a 2,000 IU al día

3-    A través de la dieta. Sin embargo, la cantidad de vitamina D3 que contienen los alimentos es demasiado baja para cubrir las necesidades diarias que el cuerpo requiere.